En Oklahoma, Estados Unidos, el joven Landon, de 11 años, recibió el mejor regalo que le podrían haber dado para Navidad, y al descubrirlo, no pudo ocultar su emoción.

Cuando estaba en quinto grado y le dieron su diploma, el pequeño había pedido que en el mismo aparezca su nombre, pero con el apellido del marido de su mamá, Rice.

Entonces, comprendiendo qué cosas eran importantes para Landon, para Navidad los padres le entregaron un obsequio especial: el certificado de adopción de parte del esposo de su madre, con lo que empezará a utilizar su apellido.

 

 

“Landon realmente quería ser adoptado por mi marido Daniel y tener su apellido”, explicó la madre del chico. Los padres indicaron que se trató solo de una “formalidad”, ya que ellos tratan a todos sus hijos de la misma forma, aunque realmente, por su reacción, para el pequeño fue más que importante.

La emoción de Landon quedó registrada en un video que fue publicado en Facebook, donde fue reproducido 26 millones de veces, compartido por 18 mil usuarios y "likeado" por más de 100 mil personas.