A veces hay que elaborar mejor las excusas para los más chiquitos porque uno nunca sabe con que van a salir. En este caso la nieta desconfía desde un primer momento de lo que le dice la abuela y la cuestiona. Pero la cosa no queda ahí sino que al final le pide más datos para saber quien fue el autor de la excusa. Genial.

Ovidio on Twitter