Un grupo de manifestante defensores de la prodemocracia fueron atacados por hombre con palos cuando protestaban en las calles de Hong Kong. Con una valla de por medio, ambos comenzaron a lanzarse con conos de tráfico, carteles y todo lo que encontraron a su paso. Las impagenes quedaron registradas por varios testigos. La policía no intervino en ningún momento. 

Tras los incidentes, el portavoz de la Oficina para los Asuntos de Hong Kong y Macao del Consejo de Estado de China, Yang Guang, se pronunció al respecto: "Necesitamos lanzar una severa advertencia a los grupos violentos e irresponsables y a las manos negras que están detrás de ellos: van a pagar si juegan con fuego", dijo durante una conferencia de prensa.

"No confundan nuestra mesura con debilidad, no subestimen la determinación del Gobierno central para mantener la estabilidad", agregó.
 

 

 

La feroz batalla campal en el béisbol catalogada como una de las más violentas de la historia

VIDEO RELACIONADO