La cámara de seguridad de una casa ubicada en Brandon, una aldea en el condado de Durham, Inglaterra, captó el insólito momento en que un ladrón intenta romper el vidrio de una camioneta con un ladrillo y se termina golpeando a sí mismo en el rostro.

Los vidrios de la Renault Kangoo aguantaron el impacto del ladrillo, el cual rebotó y terminó pegando de lleno en la cara del delincuente.

El dueño de la casa y del vehículo, Martin Craig, de 32 años, dijo: "esta adorable persona pensó que podía robarme el auto pero el karma le terminó pegando en la cara".

"No sabía lo que había pasado hasta que la policía tocó mi puerta y me avisó que habían atrapado a un hombre que estaba intentando robar mi vehículo, entonces les entregué las imágenes de la cámara de seguridad", agregó Craig, que se encuentra en silla de ruedas. "Cuando lo vimos nos reímos", concluyó.
 

 

 

Un ladrón noquea a su compañero al arrojarle un ladrillo en el rostro sin querer

VIDEO RELACIONADO