Lara Sanson, una joven de 17 años proveniente de Tucumán, pasó un muy mal momento luego de intentar tomarse una foto con el perro de un amigo, un pastor alemán llamado Kenai, luego de que este la mordiera en el rostro.

"Sesión de fotos con Kenai sale mal", escribió la joven en su cuenta de Twitter junto a la secuencia de imágenes, en donde incluso mostró su cómo quedó su rostro luego de que cosieran sus heridas en el hospital.

 

 

El tuit, que fue compartido más de 62.000 veces y superó los 300.000 'likes', dio mucho que hablar entre los usuarios de la red social donde algunos culparon al perro, mientras que otros señalaron que fue responsabilidad de Lara por acercarse al can de manera indebida. 

 

 

Según explicó una adiestradora que dedicó su vida al comportamiento canino, en las imágenes se puede observar que Kenai esta incómodo. "Orejas bajas, cuerpo tenso, y al mismo tiempo queriéndose alejar y no puede hacerlo porque lo están abrazando", explicó. "El perro dio señales de incomodidad todo el tiempo, el problema es que nosotros no sabemos leerlas y así ocurren los accidentes", agregó.