La mujer, Policía de la Ciudad, trató de excusarse al decir que se confundió el freno con el acelerador, luego dijo que la camioneta era de su marido y por eso no la conocía.

Lo cierto es que la agente no atinó a disminuir la velocidad y levantó a la señora por los aires en una esquina de Ciudadela.