Un video viral, muestra a un soldado enfrentándose con una cobra real "Ophiophagus hannah", considerada la serpiente venenosa más grande del mundo y una de las más mortales. Pero al mismo tiempo este animal tiene un "punto débil": es una de las serpientes más "nobles" porque nunca ataca a los humanos sin avisar.

Una mordida de este reptil puede inocular hasta 7 ml de neurotoxina, una cantidad suficiente para incluso matar a un elefante. Pero esto, no fue un impedimento para este soldado que se encontraba en Malasia. Las imágenes muestran al hombre reaccionando bastante tranquilo y seguro ante la cobra.

Se ve como el militar se acerca a la cobra y coloca una mano sobre su cabeza, bajándola lentamente al suelo y dominando por completo a la especie.

 

Las neurotoxinas que contiene el veneno de una cobra provocan insuficiencia respiratoria y muerte en humanos. El antídoto está hecho del mismo veneno.