El buceador Rainer Schimpf, de 51 años, registraba el paso de los tiburones en la costa de Port Elizabeth, en Sudáfrica, cuando terminó dentro de la boca de una enorme ballena.

El animal se encontraba persiguiendo a un banco de peces y al abrir la boca también se tragó a Rainer, que no tuvo tiempo de escapar.

 

El buceador Rainer Schimpf
El buceador Rainer Schimpf

 

Afortunadamente, el buceador logró salir nadando según informó el sitio News. “Todo se oscureció de repente. Cuando sentí algo de presión en la cadera sabía que una ballena me había agarrado. Nadie te prepara para estar dentro de una ballena, por lo que es puro instinto”, dijo Rainer tras lo sucedido.

 

 

Al sumergirse, la ballena relajó la presión y el hombre pudo deslizarse hacia fuera de la boca. “Las ballenas no comen humanos, eso no fue un ataque. Al abrir la boca el animal no ve nada de lo que tiene delante. El animal debe haber pensado que se trataba de un delfín”, dijo la buceadora experta Claudia Weber-Gebert.

 

 

 

Un buceador se salva de ser devorado por una ballena

VIDEO RELACIONADO