Aunque la animadora le dijo varias veces que no quería pelear, la joven que la molestaba no paró decirle que lo hicieran y hasta le dio un puño a la cara. Eso desató la furia de la porrista, quien se levantó de la silla y comenzó a pegarle a la otra joven a pesar de que esta era más grande en tamaño. En varias ocasiones, la animadora la mandó al suelo.