El británico Adam Dickinson, que vive en Stanmore Bay, Nueva Zelanda, encontró una medusa de gran tamaño cuando disfrutaba de una tarde en la playa Pakiri junto a su esposa y sus dos hijos.

La imagen de la criatura marina, de color violeta, fue compartida por el hombre en las redes sociales, donde muchos usuarios aseguraron que se trata de un alienígena.

“Es como un alien, tenía leves contracciones. Quedamos impresionados es una cosa increíble”, dijo Adam.

De acuerdo con el Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda, la medusa pertenece a la especia melena de león, la más grande del mundo cuyos tentáculos pueden llegar a medir hasta 58 metros de largo.

 

 

 

Un tiburón es devorado por una gigantesca criatura marina

VIDEO RELACIONADO