Elon Musk y su equipo vivieron un momento incómodo durante la presentaron de la futurista camioneta eléctrica Cybertruck, de la empresa Tesla, luego de llevar a cabo la prueba del "vidrio blindado".

Para ello, uno de los asistentes lanzó una bola metálica contra una de las ventanas aunque, inesperadamente, esta se rompió de inmediato. Como si eso fuese poco, el joven volvió a lanzar una segunda pelota a otro vidrio y este tampoco resistió. "Bueno no la atravesó", se lo escuchó decir a Musk en un intento por salvar la incómoda situación.

 

 

 

Impresionante: así funciona el piloto automático de Tesla

VIDEO RELACIONADO