Bucear es la experiencia más cercana que tenemos a poder respirar bajo el agua, pero esto requiere equipo especial, pesado e incómodo, además requiere de un cierto grado de entrenamiento, lo que no nos deja mucha libertad y margen de maniobra. Pero ahora gracias a un interesante proyecto, podríamos estar ante la posibilidad de respirar bajo el agua de una forma sencilla y sobre todo, ligera.

 

El proyecto lleva por nombre 'Triton' y consiste en un sistema artificial de branquias que nos permitirá respirar bajo el agua sin necesidad de equiparnos con un sistema de buceo. Su diseño está inspirado en la películas de James Bond, ya que es un dispositivo ligero y pequeño de apenas 29 centímetros, lo que lo hace un sistema de buceo portátil ideal para cualquier persona.

El dispositivo cuenta con un sistema de fibras microporosas que junto a una batería de ion-litio, hacen funcionar un pequeño compresor que abastece de oxigeno a dos pequeños tanques. El sistema de fibras cuanta con agujeros más pequeños que las moléculas de agua, lo que provoca que salgan expulsadas y sólo se mantenga el oxigeno dentro del tanque.