Yemil Arguielles, un sacerdote de origen cubano perteneciente a la religión yoruba, falleció luego de recibir el impacto de una bala perdida cuando se encontraba en el patio trasero de la casa de unos amigos, ubicada en Kendale Lakes, Miami.

Como se puede observar en las imágenes, difundidas por el Canal 41 de Miami, los amigos de Yemil bailaban y cantaban cuando de repente este comenzó a sentir un fuerte dolor en el pecho que le hizo perder el equilibrio y caer al piso.

Los allí presentes pensaron que se trataba de un ataque al corazón, aunque les pareció extraño ver sangre en el piso. El hombre fue trasladado al hospital Kendall Regional Medical Center, donde falleció minutos después.

Las autoridades sospechan que la bala vino directamente del otro lado del lago que da a la parte trasera de la propiedad donde se encontraba Arguelles, quien estaba casado y con dos hijos.

 

 

 

Un abuelo murió a causa de una bala perdida en Barranquilla

VIDEO RELACIONADO