El Departamento de Bomberos de Palm Beach, en Florida, Estados Unidos, fue alertado sobre un incendio en una casa y al llegar al lugar escucharon los llantos de un perro que se estaba prendiendo fuego luego de que sus dueños lo dejaran atado sin posibilidad de escapar.

El can, de dos años, fue llevado inmediatamente a un refugio de animales donde los veterinarios concluyeron que iba a requerir de una seria atención médica y mucha rehabilitación. De esta manera, el perro, al que llamaron Smokey”, debió ser trasladado a un centro de emergencia de animales para que pueda recibir un tratamiento especial para sus heridas.

Después de múltiples transfusiones de sangre, baños medicinales, cambio de vendas y docenas de tratamientos dentro de una cámara hiperbárica, el doctor Latimer y su equipo lograron curarlo lo mejor posible.

Smokey fue adoptado por una familia y al regresar al centro médico para una revisión después de varios meses el can pudo encontrarse con las personas que lo curaron y el abrazo con el doctor Latimer no tardó en viralizarse en las redes sociales.

 

 

 

El emotivo reencuentro de un perro con su dueño, quien regresó a su casa después de haber pasado meses en el hospital por un problema de obesidad

VIDEO RELACIONADO