Este es el aterrador momento en que un hombre de 38 años arroja a su hija de seis meses desde el techo de su casa, la cual estaba a punto de ser demolida por estar ubicada ilegalmente en el pueblo de Kwadwesi, cerca del Puerto Elizabeth, en Sudáfrica.

 

 

En las imágenes que comenzaron a circular por Facebook se puede observar a un policía que intenta detener al hombre, aunque ya era demasiado tarde. Afortunadamente, otro agente que se encontraba abajo observando la situación logró atrapar a la pequeña, quien no sufrió ningún tipo de heridas.

 

 

La policía sudafricana había sido enviada al pueblo para garantizar la seguridad del equipo de demolición, ya que alrededor de 150 manifestantes comenzaron a generar disturbios arrojando todo tipo de objetos.

 

 

“El padre de 38 años ha sido acusado de intento de asesinato de su hija y el caso está siendo manejado por la unidad de Violencia Familiar, Protección Infantil y Delitos Sexuales”, indicó el portavoz de la policía, Andre Beetge.