Adam Staples y Lisa Grace salieron a recorrer campos al suroeste de Inglaterra, más con un fin aventurero que otra cosa. 

Pero se encontraron con un tesoro medieval compuesto por 2.751 monedas pertenecientes al rey Haroldo II que data del año 1.066.

El Museo Británico valuó el tesoro en 6.65 millones de dólares, de lo cual la mitad irá para sus descubridores. Cada moneda vale alrededor de 614 dólares. 

 

 

Haroldo II fue el último rey anglosajón de Inglaterra, y condenado por haber sido coronado el mismo día del paso del cometa Halley: lo que se consideraba como mala suerte. 

Meses después fue asesinado por William, duque de Normandía, en una batalla dejando este tesoro enterrado hasta el 2019.