Sucedió en vísperas del Año Nuevo Chino, donde un hombre en estado de ebriedad comenzó a discutir con una estatua de Buda y luego a besarla como si se tratase de una persona de carne y hueso.

Un transeúnte que pasaba por el lugar logró captar el divertido momento, que luego fue publicado en la web por el canal de noticias español Antena 3.

 

 

 

Borracho Intenta colarse en el subte, escapa corriendo y cae por las escaleras