El joven francés Amaury Guichon, uno de los talentos más influyentes de la escena pastelera internacional, no para de sorprender a todos con sus increíbles obras de arte.

Esta vez, el artista utilizó más de 63 kilos de chocolate para darle vida a un gigantesco pulpo y a un barco pirata. La obra fue llamada "The Kraken", haciendo referencia a la enorme criatura marina de la mitología escandinava.

 

 

 

Más obras del maestro Amaury Guichon: