Si bien para muchas personas el Día de San Valentín significa reivindicar la relación con su pareja y pasar un momento romántico, para otras es simplemente una fecha molesta y estresante. Es por eso que Evan Chasten convirtió temporalmente su vinería ubicada en Los Ángeles, Estados Unidos, en un 'BreakUp Bar' -algo así como el Bar de las Rupturas-, para aquellos que odian o no quieren saber nada con el día de los enamorados.

“Si cortaste hace poco en estas vacaciones románticas no te vuelvas loco, repara tu corazón en el 'BreakUp Bar' y festejemos el día anti-San Valentín”, se puede leer en una publicación de Instagram.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

If you are dealing with a breakup this Romantic holiday, don’t wallow, mend your 💔 at the Anti-Valentines Day ‘Break Up Bar’ on Melrose. - - 📸: @renea_marie & @adefink - - When you are feeling the 💕 Valentines can be a day you look forward to. But we have all been there when we are single or breaking up and then it’s just kind of annoying 😑. - - Lucky for people going through that this year there is the pop up BreakupBar. Right next to Severance Wine 🍷 Bar $20 gets you a cocktail and access to the amusing curated heartbreak space. - - It includes the Wall of Broken Relationships, projected movies, and an extremely funny themed menu of food, drinks and desserts. - - Swipe finger 👉 to see more pics. - - hack: The last nights for this special pop up is tonight & Valentines (tomorrow) so reserve @breakupbarla if you want to catch it before it goes 👋. - - Tag a friend that has great breakup 💔 stories

Una publicación compartida por Los Angeles | LifeHacksLA (@lifehacksla) el

 

Allí, los visitantes pueden ver películas relacionadas con rompimientos amorosos, compartir sus experiencias personales en el “muro de las relaciones rotas” y tomarse una copa para pasar el mal trago.

 

El muro de las relaciones rotas

 

Chasten señaló que el bar no es solo para solteros sino también para parejas que prefieren evitar el caos que se ocasiona cada 14 de febrero. "Creo que hay tanta presión en el día de San Valentín, que la gente simplemente se da por vencida o simplemente se queda en casa", dijo el dueño del bar.