Vélez sumó a Ricardo Centurión, ex jugador de Boca y Racing, que tuvo varios problemas fuera de la cancha, pero por sobre todas las cosas fue denunciado por una expareja por violencia de género.

Los antecedentes extrafutbolísticos del volante ofensivo de 26 años y, sobre todo, la denuncia por violencia de género que hizo su ex hace unos años (ya fue archivada), no pasaron desapercibidos para la dirigencia del Fortín, que decidió incluir en el contrato una cláusula para "cubrirse" ante una posible reincidencia.

El agregado contractual establece la necesidad de que el jugador se ajuste al comportamiento exigido por la entidad y en caso de que incumpla la norma del estatuto social y al protocolo de violencia de género de Vélez, será sancionado directamente con la rescisión del contrato.

Ante esto, el que se pronuncio fue el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), que publicó un mensaje en sus redes sociales "celebrando" la inclusión de esta cláusula.

"Desde el INADI celebramos la iniciativa del Club Atlético Vélez Sarsfield, primer club argentino en incorporar una cláusula de rescisión de contrato en caso de cometer violencia de género por parte de jugadores",escribieron.

"El Instituto, en conjunto con el Observatorio de la Discriminación en el Deporte, acompañamos la decisión del club y alentamos a que el resto de los clubes incorporen acciones tendientes a prevenir actos discriminatorios y violentos", agregaron.

En mayo de 2018, Vélez fue el club que creó la primera área de violencia de género en un club argentino, y desde allí propuso el artículo en el contrato con Centurión.

 

INADI on Twitter
INADI on Twitter
INADI on Twitter