Emiliano Gastón Rodiño, de 50 años, y Alejandro Hernán Fernández, de 45 son los que estaban al volante de las Ferraris que corrieron por la calle principal de Nordelta. Rodiño es propietario y Fernández invitado pero ambos tendrán problemas con la Justicia por esta pavada subida a las redes por ellos mismos.

Claramente estos personajes a bordo de sus autos que puestos en el país pueden superar el millón de dólares, pusieron en peligro a los vecinos de Nordelta y afortunadamente tendrán consecuencias.

 

Imágenes exclusivas de las picadas en Nordelta