La modelo Negzzia, de 29 años, no tuvo otra alternativa que escapar de Irán para evitar ser arrestada por posar desnuda y con lencería durante una producción de fotos en París, según informó el diario frances Le Parisien.

 

 

La joven es considerada fugitiva por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica desde 2017 luego de ser condenada por las fotos, consideradas por la policía religiosa como "indecentes" y "vanidosas".

Negzzia se fue de Irán por miedo de ser azotada en una plaza pública luego de que su fotógrafo le entregara las imágenes de la producción a la policía y se refugió en Turquía.

 

 

"Tuve que vender por 10 euros una bolsa llena de vestidos solo para tener qué comer ", comentó la modelo, que hora se encuentra en Francia bajo asilo político.

 

 

Si bien el gobierno francés dijo que se hará cargo del caso de Negzzia para facilitar su estadía, la modelo actualmente se encuentra sin trabajo y vive en un centro de refugiados.