Todos recordarán esa escena de El Pianista: cuando Szpilman, escondido en lo que quedó de Varsovia, se encuentra con Hosenfeld -un capitán alemán- que se apiada de él ante el fin de la guerra. 

En un momento, Hosenfeld le pregunta de qué se ganaba la vida, y ante la respuesta, le pide que toque algo en el piano. Es ahí que Szpilman interpreta una pieza de Chopin, que emociona a cualquiera.

El club millonario abrió sus puertas a cientos de indigentes en situación de calle, para que puedan sortear la noche que fue considerada como la más fría del año.

En medio de esa oleada de gente que entraba y salía, apareció Carlos, se sentó en el piano y emocionó a todos. 

 

Fernando Soriano on Twitter

 

El hombre está en situación de calle, y contó que aprendió a tocar el piano en San Juan cuando era chico, y que incluso está (o estuvo, no sabemos) considerado como uno de los mejores pianistas "del mundo". 

No podemos afirmar tal cosa, pero sí -sin duda- podría estar entre los pianistas más interesantes de Buenos Aires y alrededores. 

Mucha gente compartió la escena con emoción, incluso en las redes sociales. Esto se dio en la positiva jornada solidaria que organizó Juan Carr y el Club Atlético River Plate. 

 

Fernando Soriano on Twitter
Fernando Soriano on Twitter