Ashleigh Booth, de 25 años, que se encuentra a la espera de su primer hijo, compartió impactantes imágenes registradas por una cámara de seguridad ubicada en el interior de su casa, en la ciudad canadiense de Halifax, donde se ve a su expareja dejándola inconsciente de un solo golpe.

La brutal agresión provocó que la joven termine con la cara cortada, un tímpano reventado y hematomas en todo su cuerpo.

Después de publicar las imágenes en la web, el abusador, Gareth Warne, fue declarado culpable por violencia doméstica y se le entregó una orden de restricción, según informó la Policía de West Yorkshire.

"Todo lo que quería hacer era compartir mi historia y mostrar que la violencia doméstica continúa y que es la cosa más horrible que alguien pueda enfrentar. No se lo deseo ni a mi peor enemigo", señaló Booth, quien sufrió el ataque en noviembre del año pasado, pero que hace pocos días se animó a compartirlo en su cuenta de Facebook.

 

 

 

Transmitía en vivo mientras jugaba al Fortnite y le pegó a su novia embarazada

VIDEO RELACIONADO