Menos lindo le dijeron de todo. Y no era para menos. Este chofer estaba visiblemente alcoholizado y el test confirmó que tenía 1,39 gramos de alcohol en sangre cuando obviamente tenía que dar 0.

Afortunadamente el test evitó la tragedia y el hombre quedó detenido.