Un adolescente de 13 años ingresó al edificio de la Unidad de Prevención de la Policía Local de San Isidro y apuñaló a un oficial en la cabeza. Un teniente sufrió un infarto en medio del ataque. Para poder detenerlo, los efectivos policiales balearon al joven en la pierna por lo que debió ser hospitalizado.

Según publicó Noticias Argentinas, el hecho se produjo este sábado 12 de octubre cuando el menor de edad saltó el paredón para entrar al predio de la UPPL, sacó un cuchillo de la cintura y abordó por sorpresa al oficial identificado como Martín Oscar Cejas para darle puntazos en la cabeza y en los brazos.

De inmediato, los otros policías que arribaron al lugar le pidieron con armas en mano al adolescente que depusiera su actitud, pero el agresor seguía con intenciones de atacar a más efectivos. Fue así que al intentar agredir a otro de los uniformados, lo neutralizaron de un disparo en la pierna derecha y lo detuvieron. 

Además, un teniente primero que se disponía a intervenir sufrió un infarto y junto a Cejas fueron trasladados al Hospital Central de San Isidro. Al predio llegaron refuerzos policiales de la zona a la UPPL, entre ellos de la comisaría San Isidro 8va. de Villa Adelina, aunque la situación ya estaba controlada.

Al efectivo apuñalado lo operaron y le sacaron un pedazo de cráneo para descomprimir el cerebro, al tiempo que le pusieron dos catéter para que drene la herida y quedó internado en terapia intensiva con pronóstico estable. El menor de 14 años, quien vive muy cerca del predio de la UPPL, también fue derivado a un centro asistencial, pero está fuera de peligro.

En un principio había trascendido que los atacantes eran dos, pero finalmente se constató que fue uno solo y que era menor de 14 años. Interviene en el hecho la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) en turno del Departamento Judicial de San Isidro. 

 

Fuente: Perfil