Esta medida cautelar es fruto del pedido de amparo pedido por el Sindicato de Peones de Taxis de la ciudad de Buenos Aires, la Cámara Empresaria del Autotaxi, la Asociación Civil de Taxistas de Capital, la Sociedad de Propietarios de Automóviles con Taxímetro y la Unión de Propietarios de Autos Taxis contra el gobierno porteño.

En el fallo se le pide al Gobierno porteño arbitrar "las medidas necesarias para suspender cualquier actividad que desarrolle la empresa Uber" hasta que haya una sentencia definitiva respecto.

El paso siguiente es ver si el Tribunal, que también ordena a la Agencia Gubernamental de Control y a la Secretaría de Transporte porteña, confirme si Uber pidió su habilitación como servicio de transporte de pasajeros. 

Cabe remarcar que el conflicto sucedió cuando los taxistas acusaron a este nuevo servicio de competencia desleal. Lo cierto es que este sistema de transporte privado es más barato que un taxi tradicional. A su vez el Gobierno porteño manifestó que Uber no cumple con los requisitos legales para ofrecer un servicio de transporte en la ciudad. 

La Cautelar Contra Uber