"Vamos a seguir con una actitud pacífica. No vamos a hacer ningún incidente", expresó Raúl Noro, esposo de la dirigente que continúa detenida.

Noro está llevando adelante el reclamo de la organización frente a la gobernación jujeña, y marcó que un posible desalojo del cual ya se habla para este lunes sería "una brutalidad".

Sobre la detención de su mujer, el dirigente dijo: "Es la primera detenida política por el Poder Ejecutivo de la República Argentina".

Además, comentó que Milagro Sala trabajó para suplir "necesidades básicas insatisfechas que el Estado no cumple".