La foto ya da vuelta por las redes sociales, pero es mucho más que una imagen. Es el reflejo de cómo se está desarrollando la temporada en Mar del Plata, la cual afirman, es la más floja de la última década.

Hasta las panaderías venden las facturas del día anterior, a un precio mucho más económico, para tratar de no perder tanto dinero en una temporada para el olvido.

Los altos precios después de la devaluación y la incertidumbre económica y salarial, provocaron menos turismo en la Costa Atlántica, a comparación de años anteriores.

El titular del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, Miguel Angel Donzini, señaló que la ciudad tiene solo un 50% de ocupación. Aunque, los que están allí (que no permanecen más de una semana) tampoco consumen como años anteriores.

Ya se produjeron rebajas en muchos de los grandes hoteles de la ciudad, que lograron hacer ascender las reservas a un 60%.