Los trabajadores del Hotel Bauen, que sufrieron un revés en estos días tras la decisión de Mauricio Macri de vetar la ley que expropiaba el edificio para la cooperativa que lo maneja desde hace 15 años, recibieron un fuerte apoyo este jueves por parte de distintas agrupaciones sociales y políticas que participaron del brindis de Fin de Año.

El evento forma parte del plan de lucha que retomaron los trabajadores del Hotel ubicado en la avenida Callao 360, y contó con la participación de miles de personas. Agrupaciones como Nuevo Encuentro y Patria Grande también estuvieron presentes, al igual que dirigentes, diputados y representantes de otras cooperativas.

"No vamos a permitir que nos vuelvan a tocar el Bauen porque el Bauen es de todos", afirmó el presidente de la cooperativa que gestiona el Hotel que da trabajo a 130 familias desde hace 15 años, cuando fue abandonado por sus dueños en plena crisis del 2001.

A su turno, el vicepresidente de la cooperativa, Federico Tonarelli, destacó haber conseguido la expropiación en “este contexto adverso”, y advirtió: “Mauricio Macri vetó la ley porque está en contra de que los trabajadores gestionen empresas; pero volveremos al Congreso a conseguir esa mayoría especial y no va a haber veto que lo pueda impedir".