El imperdible video muestra como los gatos se hacen dueño de las casas de sus amos y no dejan pasar a los pobres perros.

En estas filmaciones caseras se ve cómo los gatos se imponen en el hogar, y los caninos arrugan ante la presencia de los felinos. En el final, algunos se van a animar.