Desde que Santiago Maldonado desapareció, después de una brutal represión por parte de la Gendarmería, el multimedios Clarín generó distintos discursos que parecían buscar distraer más que informar. 

Versiones como que Santiago estaba en Entre Ríos comprando artesanías hasta que fue a San Luis a cortarse el pelo;  uno de los medios más importantes del país dio voz a diferentes versiones que sólo empantanaron la investigación.

Durante el pasado miércoles- el que podría ser el cuerpo de Santiago Maldonado-  apareció finalmente a orillas de un río a 300 metros de ocurrió la represión.

En este conjunto de tapas se ve cómo los medios ensuciaron y confundieron a los y las lectoras y formaron así una posverdad que sólo busca rédito político y cepo mediático para el Gobierno que, entre otras cosas, no se comunicó con la familia de Maldonado hasta la aparición del cuerpo.