Hay profunda tristeza por el posible cierre de este mítico bar porteño fundado en 1930 y que llegó hasta 2018, ya que esta misma semana los dueños dirán adiós. En su lugar, afirman que un empresario compró el fondo de comercio, aunque no se sabe qué pasará a futuro.

Es uno de los pocos lugares históricos que quedan en calle Corrientes, ya que desde que asumió Macri fueron cerrando uno a uno, acorralados por los costos, los servicios y el poco consumo. 

 

 

"No tengo espaldas para seguir adelante. Hay muchas deudas, cayó el consumo y encima nos complica la refacción de Corrientes. Este mes no llego a pagar los sueldos", sostuvo Marcelo Nodrid, el heredero que asumió luego de la muerte de doña Ivonne Nodrid. 

Esto se condice también con el ensanchamiento de Corrientes, avenida que aseguran perderá su esplendor. Ahora varios empresarios gastronómicos están detrás del fondo de comercio de este lugar que tiene una ubicación ideal y el cual prometen seguir manteniendo, aunque eso está por verse.

La Giralda contaba con 10 mozos que trabajaban desde hace décadas, ahora quedaban solo dos. El año pasado ya dejaron de pagar los sueldos de a poco, y ante la necesidad, esos históricos mozos tuvieron que salir a buscar otras 'changas' o renunciaron.

 

 

Según expresa el diario Bae Negocios, desde el año pasado los números estaban en rojo, pero las caídas de las ventas y los arreglso para ensanchar la clásica avenida terminaron de firmarle el acta de defunción. 

Este bar se suma al cierre del Bar Ramos, Politeama, El Nacional, Pernambuco, El Astral, La Paz, la histórica bombonera Lion D'or, el café La Martona y muchos más. 

 

Hay muchas reacciones sobre este tema en las redes sociales, que pusieron a La Giralda como trending topic: 

 

Sebastián Grandi 💚 on Twitter
kavidecorrido 🐼💚 on Twitter
Sergio Felperin on Twitter
Juan Alonso on Twitter
Lu Alvarez on Twitter
Juan Pablo Mansilla on Twitter
💚Florencia💚 on Twitter
💚conurbana on Twitter
Vronsky on Twitter