Todos recuerdan el reciente caso de la beba abandonada en una estación de servicio del barrio de Mataderos, que conmocionó al país.

Pero, este jueves, la sala IV de la Cámara del Crimen decidió liberar a Gabriela Fernández, la mujer policía que cometió la atrocidad de abandonar a Faustina.

Igualmente la mujer sigue procesada en la causa por el delito de "abandono agravado de persona", pero ahora en libertad, a pesar de las órdenes del juez de instrucción Hernán López, quien había recomendado que continúe detenida.

La pareja de Fernández, quien fue identificado como Marcos Arjona, había sido liberado por falta de mérito.