Leevon Kennedy fue sorprendida por la policía cuando intentaba entrar al edificio donde vive con productos que había robado de un local cercano a su domicilio.

Esther Lilian Beatriz Fitzner (el nombre real de la mediática) fue a un supermercado ubicado a pocos metros el de su casa, en el barrio de Recoleta y se llevó alimentos sin pagar por lo que dieron aviso a la policía, quienes al llegar y revisarla encontraron escondidos entre sus ropas "dos quesos cremosos, tres edulcorantes y condimentos".

"¿Me pueden soltar? No puedo respirar", se escucha decir a Leevon a los agentes que la habían esposado.