A través de su presidente, Julián Asiner, la Federación Universitaria de Buenos Aires (Fuba) criticó con dureza la directiva del presidente electo Mauricio Macri, para colocar a Juan Cruz Ávila al frente de la Secretaría de Políticas Universitarias.

El hijo del creador de TyC ocupará el rol que se encarga de ser el nexo entre el gobierno nacional y el sistema universitario total del país, pero desde las propias comunidades estudiantiles en sus distintas jerarquías ya pusieron en duda que sea la persona indicada para el cargo.

Asiner describió la decisión política de Cambiemos y su casi nulo vínculo con las universidades públicas: "Es una señal de alerta para el conjunto de la universidad. Licenciado en la Universidad de Belgrano, su único vínculo con la universidad pública se reduce a una labor de asesoramiento a las autoridades del Hospital de Clínicas de la UBA", se quejó en la misiva.

"Esas autoridades llevaron al histórico hospital escuela a una situación de vaciamiento sin precedentes y son las que ahora mismo están cuestionadas por escandalosas denuncias de corrupción", lo relacionó con el escándalo por desvío de fondos.

El presidente de la FUBA apuesta por las federaciones estudiantiles y docentes para hacer frente a lo que se viene: "Luego de ser recuperadas por la izquierda, pueden jugar un gran papel poniendo en marcha un movimiento nacional de estudiantes y trabajadores en defensa todas las reivindicaciones de la universidad pública".

En otro pronunciamiento similar, se expresaron desde la organización Científicosy Universitarios Autoconvocados, quienes hicieron hincapié en su "exigua trayectoria laboral" y en el poco consenso que genera dentro de la comunidad estudiantil.

Comunicado de Prensa CyU Autoconvocados 1 Dic 2015