"No se inunda más" gritaba eufórico el presidente durante su campaña asegurando que por los trabajos de infraestructura de la Ciudad ese era un problema superado.

Pocos le creyeron y la primera lluvia fuerte demostró que, una vez más, el presidente mintió.

 

C5N on Twitter
C5N on Twitter