Tal vez cuando toda esta locura termine los norteamericanos terminarán agradeciéndole al coronavirus el descubrimiento del bidet.

Algo tan normal y esencial para los de este lado del planeta es prácticamente desconocido en los Estados Unidos. Pero de a poco lo van descubriendo o al menos eso es lo que relata esta argentina que vive allá con sus tres hijos adolescentes.

Mientra hablaban del acopio de papel higiénico la charla se derivó al uso del bidet y de como algunos lo estaban prefiriendo por sobre el uso del papel. Incluso contó la anécdota de uno que también, gracias al papel, está reduciendo la ingesta de café.