El caso del nene de cuarto grado que tiene un trastorno del espectro autista llamado síndrome de Asperger y fue separado de su división causó mucha polémica la semana pasada ya que un grupo de madres "festejó" la noticia y se viralizó.  

Según denunció su tía Rosaura Gómez a través de Facebook, las mamás de sus compañeros de aula venían pidiendo que lo expulsaran y terminaron festejando que lo cambiaran de clase dentro del grupo de WhatsApp del 4° C del Instituto "San Antonio", en Merlo.

A través de las redes sociales este conflicto le llegó a mucha gente y, entre ellos, a Alejandro Schatz, un padre de un chico que padece el mismo trastorno que el pequeño al que cambiaron de curso.

La emocionante misiva también se viralizó y llegó a los padres del nene, que pudieron contactarse con él y responderle.

 

Por su parte, Schatz contó cómo fue el momento del contacto.  "Por suerte le llego. estaba pasando por un momento emocional muy delicado, y no quise indagar tanto, solo me agradeció mucho el haberla podido leer. Que le llegó al corazón y que ella y su marido lloraron de emocion por no sentirse tan solos", sostuvo.

Pero no es todo porque, al parecer, la carta emocionó hasta a esas madres que había festejado la noticia. "Me llamó gente de la zona. Incluso de esa escuela y me contó que había levantado mucha polvareda el dabate (favor y en contra) Y que la carta como que los había emocioando a todos y había apaciguado las partes. Como que entre tanto lio, escuchar un mensaje sin rencores, ni enojos les había logrado devolver el eje y acercar a las partes", agregó.