Sue decidió compartir la torta que hizo su hija y le agregó el tag "food porn" que suele utilizarse cuando se muestra una foto de una comida tentadora. 

Pero no imaginó que desde Instagram considerarían que la torta era realmente pornográfica por aparentar un pezones. 

 

 

La situación es tan ridícula que se lo terminó tomando como chiste.  La foto es de un pastel  Simnel, una torta tradicional de almendras que normalmente está decorada con 12 bolas de mazapán para representar los apóstoles; aunque el algoritmo de censura de Instagram vio lo que quiso ver.