No es que los stormtroopers hayan desembarcado en la estación de trenes de Constitución, solo parece el antojo de un fanático que decidió salir con el disfraz emblemático de la saga Star Wars aprovechando la pandemia.