India se ha convertido en el país con mayor cantidad de muertes por selfie. Tiene el primer podio con 19 de los 49 casos registrados de muertes por autorretratos en todo el mundo desde 2014.

 

La pasión por las selfies entre los indios van desde una toma cualquiera en la calle hasta las compartidas por el primer ministro, Narendra Modi quien publica sus autofotos en internet con varios líderes mundiales.

 

 

 

 

Recientemente en Mumbai un hombre de 37 años se ahogó al intentar salvar a una joven que se cayó al mar al tomarse una selfie. El cuerpo de la chica de 18 años nunca apareció.