El fuego ya consumió unas dos mil hectáreas en el área de la localidad chubutense de Epuyen, donde está fuera de control a pesar de ser combatido por brigadistas de esa provincia y Río Negro, del Servicio Nacional de Manejo del Fuego y de Chile.

El fuego se inició el martes pasado cuando se produjo un cortocircuito en un transformador de baja tensión que abastece de energía a este municipio del noroeste de Chubut, según explicó el director de Defensa Civil, Walter Flores.

"El transformador entró en corto y provocó unos chispazos cuando al lado había un pinar, que es forestación natural, y así arrancó el fuego hacia el este de la localidad, hacia el área forestal de campo", detalló Flores al portal Sputnik.

Hacia el viernes, el fuego parecía controlado, pero volvieron a activarse el sábado debido a que el viento superó los 38 km/h y la temperatura alcanzó los 32° en la zona, desprendiendo pavesas de la vegetación que sobrepasaron las líneas cortafuego, lo que ocasionó el avance hacia la Ruta 40, según El Andino.

Para colmo, las condiciones meteorológicas pronosticadas para estos días en la zona afectada por las llamas son desfavorables: temperaturas por encima de los 34/35 grados y viento con ráfagas de 30 Km/h, con muy baja humedad relativa.

 

Alberto Weretilneck on Twitter