"Quienes cuestionan el proyecto hacen enormes esfuerzos de imaginación para poner en pie de igualdad a un embrión con una mujer. Para hacer que ambas cosas valgan exactamente lo mismo hubo que apelar a mentiras y falacias", sostuvo Mengolini.

Para luego agregar que "es una mentira hablar del grito silencioso y desesperado del embrión. Si es grito, no es silencioso. No existe tal grito. Otra mentira".

 "En Argentina la fe no se nos puede imponer. Nadie puede decir que perder un embarazo incluso deseado sea lo mismo que perder un hijo. No duele igual, porque para esa mujer no era un hijo todavía. Lo que da cuenta de que el embrión no es bebito" dijo.

 

Debate Aborto - Julia Mengolini