Seguramente la persona que el 30 de diciembre compró un boleto debe estar queriendo suicidarse. Lo cierto es que ganó pero nunca lo fue a cobrar. 

El jugador apostó en la modalidad de 'sale o sale' con un valor de 40 pesos, pero al parecer se olvidó de controlarlo y se vencieron los plazos. 

"Es muy probable que haya visto en la pizarra que lo ofrecido en el sorteo era muy tentador con un premio que superaba los 340 millones de pesos y se decidió a jugar en el momento, pero como es un turista o un ocasional apostador se olvidó y no se percató que los números 8, 17, 20, 24, 6 y 12 fueron favorecidos" explicó a Télam Pedro Idiarte, responsable de la agencia. 

Aclaró que "la modalidad 'sale o sale', como su nombre lo indica, asegura que alguien saldrá favorecido, si no es con los seis números sigue para cinco y así, por lo que es bastante común que sean 15, 20 o una docena los ganadores, pero en este caso tenía la particularidad que era el único que acertó a seis números".