En el marco de un Senado que rechazó el proyecto de IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo), una joven de 24 años ingresó al Hospital Belgrano de la localidad bonaerense de San Martín con un grave cuadro de septicemia posaborto y falleció horas después.

Según las fuentes médicas la mujer, que tenía un hijo de 2 años, se habría practicado un aborto clandestino con un tallo de perejil en su casa. Llegó al hospital de San Martín con un sock séptico. La operaron, le sacaron el útero, la trasladaron a otro hospital y no sobrevivió.

"En los últimos diez días se han denunciado varios casos similares y una mujer murió a consecuencia de un aborto séptico practicado en la clandestinidad", informaron en un comunicado desde el gremio de hospitales CICOP.

"Esto nos reafirma en nuestra postura expresando que el aborto es un problema de Salud Pública porque seguirá practicándose en condiciones totalmente inseguras y riesgosas y somos consecuentes en seguir denunciando esta situación social más allá de los encuadres jurídicos. No vamos a bajar los brazos y seguiremos luchando para que se respete el derecho a decidir de las mujeres", agregaron. 

 

 

 

@actrices.argentinas

Una publicación compartida de Carla Peterson (@petersoncarla) el