"No hay más privacidad, chicos, privacidad va a haber el día que pongamos un chicle en la puta cámara", planteó Roberto Pettinato en una entrevista realizada por Tatiana Schapiro para Infobae. 

 

Y agregó sin ningún tipo de reparo: "Yo creo que tiene que haber tarde o temprano una responsabilidad de parte de la gente que se deja filmar o que se filman con alguien, puede ser el novio o algo circunstancial. Lo digo por las minas y por los tipos, porque en general los que filman son los tipos, por eso siempre hay minas en el video."

Ante la sorpresa de la periodista que le preguntó si se había filmado con alguien y si se lo había mostrado a sus amigos, el histriónico músico y conductor destacó: " El hombre necesita mostrarle a los amigos lo que hizo", "por ahí filmas a tu novia y entre nosotros los amigos nos mostramos, decimos: ¿Viste que buena que está mi mujer?"

Inmediatamente, Schapiro le consultó si la o las novias de él sabían que estaban siendo filmadas para luego ser mostradas y Pettinato aclaró: "No, eso lo están sabiendo ahora."

Y se defendió: "Es como un honor. No es mostrarla para reírse. Son cosas de varones, chicas. Gracias a Dios hay todo un mundo de varones que todavía no salió a la luz, los varones somos así." 

Además planteó: "Una cosa es el abuso y otra cosa es el acoso, mucha gente se confunde. Yo he sido acosado. Hay otro acoso que me parece importante, el acoso psicológico en las oficinas. No se da con el hombre hacia la mujer, se suele dar entre los propios sexos y mucho. Yo tenía un jefe que era un hijo de puta, era hijo directo de Hitler, era un acoso constante a tal punto de hacer que lo ultra odies y no le podías decir nada."

Luego de que se difundiera la entrevista, las repercusiones no se hicieron esperar; especialmente en redes sociales donde muchos usuarios señalaron lo peligroso de avalar una práctica en la que no se respeta la intimidad. Además de subrayar los abusos que sufrieron por parte del conductor.