Horacio Sala, padre de Emiliano Sala, el jugador argentino que perdió la vida en un accidente aéreo a la altura del Canal de la Mancha, murió tras sufrir un infarto esta madrugada en su casa ubicada en Progreso, Santa Fe.

"La pareja de Horacio me llamó a las cinco de la mañana. Los médicos ya estaban ahí. Cuando llegué a su domicilio, ya había fallecido", señaló el jefe comunal de Progreso, Julio Müller, en declaraciones con radio La Red.

 

Las palabras de Horacio Sala tras la muerte de su hijo

 

Por su parte, el presidente del club San Martín de Progreso, Daniel Ribero, contó que había visto a Horacio pocos días antes de su muerte y notó que su ánimo había mejorado. "Había estado con él en la semana, lo crucé en la calle y pasamos media hora hablando de la cosecha de la soja, del camión... lo había notado mejor, con ganas de hablar".

El peor día en la vida de Horacio llegó aquella madrugada de enero, momento en que se enteró, a través de los medios de comunicación, que su hijo se encontraba desaparecido y que no había llegado a Cardiff para incorporarse al club con el que había firmado hace pocos días. Finalmente, el avión que trasladaba a Emiliano se estrelló una hora y quince después del despegue a la altura del Canal de la Mancha. Pasaron 14 largos días cuando la tragedia se confirmó al encontrar a la aeronave con el cuerpo del futbolista dentro.