Los ocho rugbiers que continúan detenidos acusados del asesinato de Fernando Báez Sosa tendrán la oportunidad de declarar ante la fiscal Verónica Zamboni, aunque tienen el derecho de negarse a hacerlo, tal como les aconseja su defensa.

La fiscalía volverá a indagarlos y les imputará a todos la coautoría y el doble agravante de la alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas.

Por su parte los dos que fueron beneficiados con la excarcelación serán indagados este jueves.

 

Así trasladaron a los 8 rugbiers detenidos: esposados, a cara descubierta y con la cabeza gacha