Varias agrupaciones de taxistas realizan diferentes cortes de calle en la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de hacer notar su malestar por la instalación de la empresa Uber a la que consideran "ilegal". Y que segun ellos les quita trabajo. Además la queja puntual es que esos autos no tienen el seguro correspondiente que cubre al pasajero ni registro profesional.

 

Los taxistas siguen reclamando que el gobierno no deje operar a la empresa ya que no brinda la mínima seguridad a los pasajeros y no está muy claro de qué manera operan en el país.

 

Si bien el gobierno porteño ya adelantó que no dejaría operar a la empresa, la notificación judicial no pudo ser entregada ya que Uber no posee un domicilio legal en la cuidad.